Colegio de Abogados Penal Internacional

La Justicia no tiene Fronteras

El Colegio de Abogados Penal internacional (CAPI) fue fundado el 15 de junio de 2002 en la Conferencia de Montreal, Canadá. Su primera Asamblea General tuvo lugar en Berlín, Alemania los días 21 y 22 de marzo de 2003, en la cual participaron 400 personas de más de 50 países.

El CAPI, actualmente, está presidido por Blas J. Imbroda Ortiz y reúne colegios de abogados nacionales y regionales y las más importantes asociaciones de abogados internacionales, así como abogados individuales sumamente comprometidos en la promoción de una justicia penal internacional.

El CAPI se enriquece también del conocimiento y de la experiencia de las organizaciones no gubernamentales de 48 países.

El CAPI tiene principalmente el objetivo, con sus miembros, de representar la profesión jurídica a tres niveles:

  • promover el desarrollo de una profesión jurídica independiente delante la Corte Penal Internacional;
  • desarrollar una política penal y promover los principios fundamentales de la justicia;
  • dar asistencia a los abogados que defienden las victimas y los imputados en la Corte Penal Internacional y facilitar una comunicación eficaz entre los órganos de la Corte y los abogados.

La representatividad geográfica del CAPI, que agrupa personas de los distintos sistemas jurídicos, se incrementa con cada nueva adhesión.

Ser miembro del CAPI significa formar parte de de una comunidad jurídica internacional, representar a su país en el seno de un foro internacional, aumentar nuestra visibilidad en la CPI, y tener acceso a una red profesional internacional.

Además, en virtud de sus conocimientos y de su experiencia, pretende asistir a sus miembros en el laberinto administrativo en que a veces se puede convertir el sistema de justicia penal internacional.

Para garantizar que los Abogados expertos en la materia puedan recibir una formación específica para ejercer ante la Corte Penal Internacional, se propone también un programa de formación con cursos on-line gratuitos organizados por el CAPI e impartidos en el marco de un Programa específico.

Los cursos y seminarios tendrán como elemento común, la justicia universal y en especial la justicia penal internacional.

Además se organizaran cursos de idioma (inglés y francés) para los abogados.

Para las víctimas de los delitos contra los Derechos Humanos (genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra, el crimen de agresión), se organizan seminarios y conferencias.

En este tema, tiene especial relevancia el carácter gratuito de los cursos de formación y seminarios y conferencias facilitando así el acceso de los participantes a dicho Programa.